10 Razones para dedicarse a la Docencia

La docencia es una de las profesiones más demandantes, además de que necesita tener mucha vocación. Puede que se requieran sacrificios, pero al final todos los docentes concuerdan de que se trata de una de las carreras más gratificantes. Es de recalcar que, no se trata de una carrera que pueda ser estudiada por cualquiera, porque se requiere de mucha vocación.

Experimentar la alegría de hacer la diferencia

A diario, los docentes son testigos de los cambios de sus alumnos, de cómo van formándose y aprendiendo, así como también de la manera en la que logran cambiar sus pensamientos y van formando un criterio propio.

Todos estos aspectos logran marcar la diferencia y hacen que los docentes tengan mayor motivación para enseñar y brindar mejor su cátedra.

Generar vínculos interpersonales

Los docentes están acostumbrados a tener un contacto directo y empático con las personas, especialmente con los estudiantes y sus representantes, así como con los demás docentes. Por eso, es una buena forma para crear vínculos que con el tiempo puedan trascender el ámbito laboral.

Vivir de tu vocación

Si amas la docencia y crees que tienes una verdadera vocación, entonces no lo verás como un trabajo, sino como un pasatiempo que te llevará a guardar y atesorar momentos con personas que te encargas de formar.

Escapar a la rutina

A diferencia de las demás clases, la docencia te permite salirte de la rutina a diario. No es necesario que siempre tengas un modo de dar las clases, ya que puedes innovar para que no se vuelva monótono.

Por eso, puedes hacer que tus días en un salón de clases estén llenos de experiencias nuevas tanto para tus alumnos como para ti.

Aprender continuamente

Seguirás aprendiendo incluso cuando tú seas el maestro, no habrá día donde no tengas que investigar, ya que los niños seguramente te preguntarán diferentes cosas, por eso deberás mantenerte informado.

Dosis diaria de humor

Si comienzas el día con la mejor actitud, siempre tendrás una razón para sonreír, no importa si impartes clases a niños, jóvenes o adultos, el buen humor siempre se hará sentir.

Autonomía

Puede que tengas una serie de reglas que debas cumplir, sin embargo, estás facultado para dar la clase como deseas, así como utilizar la metodología y las técnicas que mejor se adapten a ello.

Disfrutar más de la vida familiar

Si tienes hijos, no debes preocuparte por compartir poco tiempo con ellos. Ya que el horario de un docente es sumamente flexible y normalmente tiene tiempo para pasar un buen rato conviviendo con sus hijos.

Tener más vacaciones

Esta profesión te permite tener más tiempo libre, ya que tendrás el mismo periodo de vacaciones que tus alumnos. Lo cual es totalmente esplendido, porque podrás descansar varias veces durante el año.

Oferta de trabajo

Si deseas tomar un rumbo diferente en tu vida, esta profesión es ideal para ti. Principalmente, porque no importa a que parte del país te mudes, tendrás una oferta de trabajo que puede adaptarse perfectamente a lo que deseas.

Antes de elegir una carrera, sea cual sea, toma en cuenta las ventajas de cada una. Luego compáralas y piensa bien qué es lo que deseas hacer por el resto de tu vida.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *