Pasos para resolver problemas de deudas

Una deuda puede llegar a comprometer incluso, el estado de salud. Ante tal hecho, es necesario que, se adecúen estrategias o pasos para resolver problemas de deudas de manera oportuna. Ahora bien. ¿Qué pasa cuando no se promueven cambios de hábitos financieros en ante una deuda? Indiscutiblemente, no habrá formas de salir de ella, con la tendencia de profundizarse y agudizarse cada vez más.

Aunque existan mecanismos rentables como la ley segunda oportunidad opiniones al respecto señalan no estar ajustadas a las particularidades y casos específicos.

Le invitamos a conocer cinco sencillos pasos que le ayudarán a solventar problemas de deuda. Bienvenidos (as)

 Pasos para resolver problemas de deudas

Cinco pasos a aplicar ante una deuda

A detallar:

1. Aceptación de la realidad

Muchas veces ante cualquier crisis (económica, de salud, familiar y/o emocional), algunas personas entran en un estado inerte de negación de la realidad; este tipo de conductas, tiende a agravar mucho más la situación, inhabilitándole de estrategias para la salida de ellas.
Cuando usted, ha de aceptar y saberse en una situación embarazosa que precisa detenerse usted mismo y asumirlas con la mejor cantidad de sus recursos (emocionales, disposicionales, actitudinales), entonces, habrá ganado una parte de la solución (la primera fase)

2. Registros de gastos

No por estar inmerso en una deuda, dejamos de requerir gastos de vida, es decir, alimentación, costos por educación, cancelación de servicios públicos entre otros.
Este tipo de gastos, no podríamos presuponer cuánto habrán de ser, por el contrario, se requiere de una relación concreta de ellos, con la debida estimación presupuestaria.
Este tipo de balances, son necesario para concretar, puntualizar y graficar de forma visual, todo lo que habremos de gastar.
El excedente (si los hubiere) será un motivo para honrar parte de la deuda y ahorrar y, aunque pareciera alarmante ¿ahorra? Pues sí, es la única clave para no reincidir en esa condición.

 

3. Evalúa tipo de inversión

Priorizar las inversiones sobre las deudas, es sinónimo de proyección en el tiempo y espacio. Nuestra condición financiera actual, no tiene por qué definirnos ni actual, ni en lo sucesivo.
Es conveniente hacer una retrospectiva del porqué estamos en deuda y, la respuesta seguramente estará en la falta de proyección y de inversión.

 

4. Plan de ingresos extras

Muchas son las alternativas que internet brinda para generar recursos remotos. Este tipo de trabajos o tele trabajos, resultan una valiosa alternativa para devengar ingresos extras.
Si, a esto le sumamos que, ya tiene una estimación de gastos fijos, más los pendientes (por pagar), éste será un activo que contribuirá a agilizar el logro de su meta.

5. Limita el uso de las tarjetas de crédito

Como potente arma de doble filo, en una condición de deuda, lo recomendable será buscar fuentes alternas de ingresos que sea de remuneración por mano de obra no de créditos.
Las tarjetas, ayudarán a incrementar las cifras proyectadas y, peor aún sin ningún control y esperanza de pago.
Lo ideal será tomar en cuenta los consejos anteriores.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *